10 buenas razones para sufrir - Dante Gebel



La vida de Pablo está llena de razones para sufrir: fue azotado, apedreado, pasó hambre y frío, naufragó varias veces y vivió en constante peligro a mano de los gentiles y de falsos hermanos. Sin embargo, Pablo era feliz; él encontró el secreto para enfrentar las adversidades y vivir en contentamiento. Pablo estaba consumido por el llamado de Dios y entendió que su sufrimiento era el resultado directo de su misión en la vida, que aun su espina era por causa de Cristo y se le había dado para que no olvidara su ministerio y siguiera trabajando para el Reino. Aprendamos hoy de Pablo a enfrentar las dificultades sin perder el gozo que nos da la presencia de Dios en nuestra vida. Un mensaje inspirador.

Comparte en Google Plus

About Videos Cristianos

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario

Síguenos

Busca el Tema que deseas:


Photobucket

www.destellodesugloria.org

Seguidores